FRASES CELEBRES

viernes, 19 de agosto de 2011

FRANCISCO GAVIDIA

Francisco Gavidia  19/08/11

El hombre más querido del área oriental y el escritor de mayor renombre de El Salvador nació y creció en San Miguel. 
Siempre tuvo mucho cariño a su pueblo. 
Pero, ¿quién era este escritor de quien se dice fue el maestro de Rubén Darío?

Francisco Antonio Gavidia Guandique,(29 de diciembre de 1863, San Miguel - 22 de septiembre de 1955, San Salvador) fue escritor, educador, historiador y periodista salvadoreño. Es tomado como el fundamentador de la literatura salvadoreña. Gavidia llena una época, marca una etapa.

Casa de San Miguel en donde Gavidia nació y vivió por bastante tiempo.    Según contaba el Profesor Dn.Carlos Lemus ("Maistro Lemus"), Gavidia era humilde por naturaleza al grado de que muchos en San Miguel le decían "Chico" y que durante el tiempo que vivió en esta ciudad, con frecuencia se la veía barrer personalmente la acera de su casa. (Dato particular).

Placas en la pared de la que fue su casa.
Practicó todos los géneros literarios, y en todos aportó una visión enriquecedora de nuestra realidad. 
Con Gavidia tenemos algunos de los fundamentos para insistir en la búsqueda de lo nuestro; él tiene cierta profundidad que no encontramos en autores antes de él o contemporáneos suyos. 
Descubrió el alejandrino francés y lo enseñó a Rubén Darío (Nicaragua), quien lo incorporó al verso escrito en español y lo llevó a sus últimas consecuencias.

Rubén Darío.
Pero, ¿cómo aprendió francés Francisco Gavidia?
Según  una publicación de Mauricio Vallejo para el Diario de Oriente,  "El estudio del francés lo debió a Augustine Charvin, quien en 1880 le impartió las clases necesarias. Con ella se inició en el mundo de la literatura francesa, conoció a Víctor Hugo, a Francois Villon y a Stephan Mallarmé".

El máximo exponente de las letras nacionales fue inmortalizado por el pintor Valero Lecha.
Su espíritu buscador lo llevaba por todos los rumbos de la literatura, por lo que algunos afirman que su obra es un tanto dispersa. 

Su diversidad es de riquezas no de fragmentación: es un todo que muestra la dedicación de un hombre preocupado por fundamentar una expresión cultural salvadoreña. 

Para ello estudió el pasado prehispánico y colonial del país en su contexto centroamericano así como el de nuestra América. 
Aparte de su labor poética, participó en actividades periodísticas-literarias y se preocupó por la educación; publicó numerosos ensayos de aspecto educativo; en 1932 es declarado "Salvadoreño Meritísimo" por la asamblea legislativa.

Francisco Gavidia se recuerda por la amistad que lo unió a Rubén Darío, a quien enseña su descubrimiento. Al traducir el alejandrino francés, Gavidia encuentra una nueva sonoridad que el alejandrino español no tiene.
Darío se encarga de distribuir esta nueva modalidad por todo el ámbito de la lengua castellana.
Rubén le consagra un largo poema laudatorio, y al escribir su Autobiografía cuenta que de las manos de Gavidia entró en "la floresta de las letras francesas".

La Academia Salvadoreña de la Lengua, en acto promovido por Ramón López Jiménez, nombró el año 1965 como el Año Gavidiano, para conmemorar al escritor que creció en la cálida zona oriental.
De acuerdo a lo relatado por Mauricio Vallejo,en Ciudad Barrios transcurrió la niñez de Gavidia, entre las milpas, los árboles y los pájaros. Era común encontrarlo sentado en un tronco después de sus clases matutinas en la escuela del pueblo.

Vivía en la finca de la viuda del general Gerardo Barrios. El padre de Gavidia la compró y allí fue donde dio sus primeros pasos y conoció lo hermoso de un atardecer en el campo.

En 1880, se graduó de bachiller y se dirigió a San Salvador para inscribirse en la Universidad de El Salvador, en la Facultad de Jurisprudencia, aunque ser abogado no era lo que más le gustaba. 
Pero decidió dejar los estudios después de un año para convertirse en autodidacta incansable. Devoró más de un millar de libros, en español y en francés.


Parajes en donde Gavidia creció: 
En este arroyo se forma la alta y espectacular cascada, conocida popularmente como EL CHORRÓN!. Le da origen  El Rió El Chorro, esta corriente nace en las proximidades de  Las Nubes mucho más arriba, cruza la carretera que de Ciudad Barrios va hacia San Simón y San Antonio, un poco más abajo de la cascada.


Un enamorado
Gavidia, como buen poeta, también estuvo enamorado de una musa, se trataba de Isabel Bonilla, quien era hija del famoso periodista Carlos Bonilla. Se casó con ella después de cuatro años de noviazgo en San Salvador, el 14 de septiembre de 1887. 
Francisco gavidia vivió un eterno romance junto a su esposa Isabel Bonilla, quien le acompañó hasta su muerte
El amor que les produjo 12 hijos, de los que, lamentablemente, sólo le sobrevivieron tres. 
Quizá ese momento trágico de su vida le embargó de tristeza, sólo reflejado en los ojos que muestra en las fotografías
Gavidia profesó como escritor durante 75 años, de los cuales la mayoría de sus obras se encuentran inéditas y en manos de sus familiares que viven en Guatemala.

Cierto día presentó un accidente cerebrovascular, popularmente conocido como “derrame cerebral”.  
Gracias a Dios y a la ayuda del Presidente en turno de El Salvador, Rafael Zaldívar, su problema cerebral fue tratado en París, Francia.

Dr. Rafael Zaldívar
Presidente de la República (1876-1885)




En ese entonces, Zaldívar tuvo que presentarse en Madrid, España, para recoger el diploma con el que acreditaron a Gavidia como miembro de la Real Academia Española.






Algunas de sus obras son:
  • Versos (poesía), 1885.
  • Ursino (teatro), 1886.
  • Júpiter (teatro), 1889.
  • El Encomendero 1901.
  • Historia Moderna de El Salvador, 1917.
  • Cuentos y Narraciones, 1931.
Lamentablemente no toda la obra del polígrafo Francisco Gavidia se conserva.
Según afirma Vallejo,  en 1980, producto de la desidia de los encargados de la Dirección de Publicaciones e Impresos se perdió una cantidad considerable de sus obras.

Se dice que por un descuido todas las obras de él fueron arrojadas a la basura.

La pérdida de ese invaluable patrimonio de las letras salvadoreñas fue negligencia de las personas encargadas de almacenarlas.

Sin embargo, con ocasión de la celebración del centenerio del nacimiento del Maestro, el Ministerio de Educación de El Salvador le encomendó a su nieto José Mata Gavidia, preparar el proyecto de la publicación, en varios tomos, de las “Obras Completas de Francisco Gavidia”.

A la izquierda, Francisco Gavidia. Lo acompaña su nieto José Mata Gavidia. Entre ellos se gestó la relación familiar más armoniosa, pues José estudió incansablemente la obra de su mentor hasta la fecha de su muerte. Toda la obra rescatada en la actualidad se debe a los esfuerzos de este nieto del autor del “Idioma salvador”.


“A él le gustaban los dulces, y darle a los niños, y siempre les compraba regalos en Navidad, era de rigor”.
“Enseñaba a leer con oraciones completas, no palabra por palabra, y yo me quedaba a veces platicando con él toda la mañana y los profesores en lugar de regañarme hacían que platicara en clase sobre qué me había contado mi abuelo, el maestro Gavidia”.    Alfonso Mata Gavidia.


El nombre de Francisco Gavidia ha sido utilizado para darle nombre a diferentes universidades, institutos y a un grupo literario: Taller de Letras Gavidia (TALEGA), que funciona en San Salvador.

También , el 26 de marzo de 1939, el pueblo migueleño le tributó un caluroso homenaje.  Desde esa fecha el Teatro de San Miguel lleva el nombre de "Teatro Nacional Francisco Gavidia"
Teatro Nacional Francisco Gavidia.

Muchas gracias por sus visitas y por sus opiniones.
Por favor hágannos saber sus sugerencias y/o peticiones.

Saludos.










































4 comentarios:

Amelc dijo...

Qué emoción se siente leer sobre gente de nuestri terruño!!
Margarita Romero

joscarlo dijo...

Me alegra mucho! Ciertamente, cuando se está lejos se añora su tierra y siente nostalgia, por lo que resulta especialmente agradable saber de los propios valores. Gracias por tu comentario y saludos.

BLOG DEL CENTRO ESCOLAR CANTÒN LA ESPERANZA dijo...

Excelente publicación. Gracias por compartir.

BLOG DEL CENTRO ESCOLAR CANTÒN LA ESPERANZA dijo...

Excelente publicación. Gracias por compartir.

Publicar un comentario

Click Here!
 
Click Here!